Un error que asumir

A mí me parece que si bien no con la radicalidad (entiéndase bien) con la que proponen Setien y Unzué la participación del portero en la salida de balón, es un camino de no retorno para los porteros de ahora en adelante. 

La evolución de las tácticas es tal que cada vez es más complicado encontrar las superioridades, si no es por el talento individual de un reducido número de elegidos que se elevan sobre la táctica, haciendo añicos los planteamientos defensivos. Por eso, añadir al portero como primer vértice de los triángulos del juego de posición en la salida de balón se me antoja cada vez más imprescindible para la creación de superioridades desde abajo como colectivo. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Hay un punto que no se ha comentado en el artículo, y que a mi me parece extraordinariamente interesante, que es la gestión del riesgo por parte del propio portero. Tan importante son las decisiones que toman los porteros como su capacidad técnica con los pies en el control, el toque y en el golpeo. Es más, un portero puede mejorar siempre su técnica con los pies con el entrenamiento, pero una mejoría en la toma de decisiones sobre cuando jugar y cuando golpear, creo que tiene mayor impacto en cuanto a lo que llamamos el juego de pies de los porteros que la propia mejora técnica. 

Ser portero cada vez se está convirtiendo es algo más complejo, y desde que se sancionaran las cesiones allá por 1992, la posición ha sufrido un cambio tan sustancial, que se hace difícil imaginar a porteros de los 80, jugando con los condicionantes que existen a día de hoy.
‘Tan importante son las decisiones que toman los porteros como su capacidad técnica con los pies en el control, el toque y en el golpeo. Es más, un portero puede mejorar siempre su técnica con los pies con el entrenamiento, pero una mejoría en la toma de decisiones sobre cuando jugar y cuando golpear, creo que tiene mayor impacto en cuanto a lo que llamamos el juego de pies de los porteros que la propia mejora técnica.’ 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El gran punto de mejora de Ter Stegen, que tiene una técnica perfecta, casi con las dos piernas, pero con una toma de decisiones muy mejorable. De hecho hace cosas muy raras a veces. Entiendo que son ‘sobradas’ derivadas del conocimiento de su excelsa técnica.
Ahora mismo se demanda una técnica mucho más depurada para hacer “de parabrisas” como quien dice. Es lo que decís: un camino de no retorno. Todo lo que sea balón en largo, salvo que esté bien medido, restará continuidad a este tipo de equipos. Pero es que en el futuro se va a tender a que esa figura que se sitúa entre ambos centrales sea más el portero que el mediocentro. No posicionalmente hablando, obviamente, aunque esto es precisamente lo que hacía Ter en el Gladbach, pero sí de cara a dar fluidez.
Obviamente a no todos los equipos les renta jugar de esta manera. Las características técnicas de sus futbolistas, incluyendo aquí a los porteros, son parte clave de cualquier modelo de juego. Setién, de hecho, eligió la UD para dar el salto porque éste parecía un equipo adecuado que le iba a permitir llevar a cabo sus ideas. Y, aunque lo era, su equipo cometió errores. Pero lo que le importaba a Quique, como a Unzúe, no era ganar ciertas batallas, sino ganar la guerra.