Sweden 2018 adidas home kit

Siguiendo con los lanzamiento de adidas, y como te lo habíamos mostrado hace algunos días, Suecia presento su nueva equipación local, en la cual se hacen unas leves modificaciones en su escudo.

Tomando como referencia la utilizada por el equipo Sueco en 1988, adidas nos muestra un diseño a finas franjas diagonales. Su cuello será azul con un reborde amarillo, las tres tiras se ubican a los costados de color azul. El nombre del país se encuentra en la parte superior de la espalda.

¿Qué te parece el nuevo diseño del equipo Sueco? ¿Le agregarías algo más?
Colombiano, amante del futbol y las camisetas. Hincha de Independiente Santa Fe y colaborador en TSC desde 2014.

Coach deportivo como líder de su equipo

En el mundo del fútbol es frecuente encontrarnos con entrenadores que alcanzan el mismo prestigio o más que los jugadores más reconocidos. Sin embargo, para que esto sea así es fundamental que el entrenador sea un líder capaz de conectar con sus jugadores y de transmitirles mensajes con los que sacar lo mejor de ellos en cada momento.
El coach o entrenador deportivo debe ser el motor de su equipo y motivar e ilusionar a sus jugadores para que crean en su proyecto. Debe ser un modelo de comportamiento para sus jugadores y una referencia para cuando busquen respuestas.

Además, un buen entrenador debe ser previsor y adelantarse a los acontecimientos, sabiendo distinguir entre lo importante, lo urgente y lo que puede esperar. Si el entrenador realiza un buen trabajo, puede conseguir que el equipo rinda al máximo de sus posibilidades para conseguir la victoria.
El entrenador tiene que tener actitud de líder y reunir una serie de cualidades:
Cada entrenador puede tener un modelo de liderazgo muy distinto y con maneras diferentes de conducir a su equipo al éxito, pero siempre tiene que tener lo más importante: el afán de victoria y el éxito de su equipo. Para ello, el coach deportivo tiene que tener una visión clara de dónde quiere llevar a su equipo y cuáles son sus objetivos.
Para organizar la estrategia de su equipo y la gestión de sus jugadores, la mayoría de los entrenadores utilizan una pizarra táctica para transmitir sus directrices de juego: la posición de los jugadores en el campo, cómo mover el balón, cómo presionar en defensa, la planificación de un lanzamiento de falta a balón parado o de un saque de esquina son ejemplos de estrategias que el entrenador transmite a sus jugadores con el objetivo de marcar un gol, defender un resultado o ganar un partido.

Algo muy importante que no debe olvidar un entrenador es la implicación para con los demás. A todo el mundo le gusta sentirse escuchado y valorado, por lo que también es positivo que el entrenador sepa delegar responsabilidades en sus jugadores así como reconocer los méritos de cada uno de ellos.
“Necesitamos creer en el poder de los líderes. Nuestra respuesta instintiva, cuando nos enfrentamos con un reto complicado, es buscar un líder que lo resuelva”. (Tim Hartford)

Calentamiento para porteros de fútbol

Ya hemos visto en otras ocasiones la importancia del entrenamiento de la personalidad de los porteros de fútbol, pero como para cualquier deportista hay que prestar especial atención al entrenamiento físico, empezando siempre por saber hacer un buen calentamiento para porteros antes de los partidos o entrenamientos muy intensos.
El calentamiento es importante para todos los jugadores del campo, ya que sirve entre otras cosas para evitar lesiones, pero es fundamental para el portero de fútbol porque también ayuda a mejorar la coordinación intramuscular y el equilibrio y por tanto los reflejos.
Entre los puntos importantes del calentamiento de un portero podemos destacar: precalentamiento individual, flexibilidad y coordinación, blocaje del balón, salidas, disparos en movimiento y despejes y saques con el pie.
Algunos ejercicios recomendados para hacer un buen calentamiento para porteros son:

Si hay posibilidad de hacer ejercicios en pareja o grupo, otros ejercicios para calentar antes del partido son:

Para los ejercicios en pareja o grupo es recomendable que los jugadores estén separados entre sí unos 10 o 15 metros y muchas veces dependiendo de los ejercicios puede ser útil usar conos de entrenamiento o picas para indicar puntos clave o simular la portería de fútbol.
Además de los ejercicios de calentamiento específicos para guardametas siempre es recomendable una buena preparación física y psicológica previa al partido para asegurar la concentración del portero y un mejor resultado y desarrollo del partido.

Eusébio: Mi política es un balón

Como otros muchos ídolos deportivos, Eusébio surgió de la pobreza.
Bastaron 18 años de su vida para que uno de los equipos más importantes de su país, el Benfica, se fijase en aquel jugador rápido, arrollador, directo. Quizá fruto de esa pobreza, de esa necesidad imperiosa de fructificar la más mínima oportunidad vital, Eusébio da Silva Ferreira transformaba en gol casi cualquier ocasión que se presentara. Y así, ese delantero corpulento y cabezón, con esa naturalidad tan africana capaz de mirar lo extraordinario desde la parsimonia, logró marcar casi 1 gol por partido disputado en su carrera. Y estamos hablando de más de 700.
Como los grandes artistas de cualquier disciplina, Eusébio apareció en el fútbol para cambiar algo de lo que ya estaba establecido. Destapó a un tipo de delantero, de futbolista, con una gran capacidad física, como si tuviese dos cafés más en el cuerpo que el resto de jugadores sobre el campo. La veía antes que nadie, corría a por ella más rápido que los defensas y ya había tirado a puerta antes de que el portero percibiera el gesto de su pierna. Gol.

Eusébio también puso a su club en Europa, que ya es mucho. Pero es que además lo puso por delante de un Real Madrid que ya había atesorado suficiente leyenda y victorias como para ser proclamado 3 veces mejor equipo del siglo. Y puso a su país, Portugal, a disputar un Mundial con ciertas posibilidades. Sí, Portugal. Portugal antes de Figo, antes de Mourinho, antes de Cristiano Ronaldo. Portugal, antes de ser Portugal, era la selección donde jugaba Eusébio. La que llegó a semifinales en el Mundial del 66. La que vió como su delantero, aquel tipo corpulento y bonachón, marcaba 9 goles y se convertía en el máximo goleador del campeonato.
Pero sobre todo, Eusébio fue el apoyo ético que unos fútbolistas cada vez más devorados por la fama y el dinero siempre podían tener a mano en los desplazamientos del Benfica de los 80, en las concentraciones de la selección portuguesa de los 90, en los grandes acontecimientos de la FIFA hasta su adiós. Eusébio era ese futbolista que pidió a sus compañeros en el partido contra Brasil que dejaran de patear a Pelé.
Eusébio sabía que vivir, seas futbolista o financiero, es una aventura ética. Y por eso su política era simple, redonda, perfecta… como un balón.